CASTILLOS MEDIEVALES
n

La frontera entre España y Portugal es una de las más antiguas de Europa. Fué levantada de Norte a Sur, integrando los territórios que los reinos cristianos fueron conquistando a los musulmanes.

León, Castilla y Portugal lucharon entre si por las tierras del sur, para arrebatarlas al poder de Córdoba primero, y más tarde contra los reinos taifas, almorávides y almohades. Unos y otros, sembraron la nueva frontera de nuemerosos castillos y de pequeñas poblaciones fortificadas. En esta página se muestran unas pocos ejemplos de aquellas líneas fortificadas de tiempos de la Reconquista.

Castillo de Miraflores (Alconchel)

Castillo de Juromenha

n nn n n nn n n n n
castillo de miraflores castilñlo de huromenha
nn n n n nn nn n n n

La localidad de Alconchel se encuentra entre Olivenza, Cheles y Jerez de los Caballeros, dominada por un agreste cerro sobre el que se asienta esta fortaleza. De sus origenes árabes solo persisten unos pocos restos. Dada su situación, dominando el terreno sobre tierras fronterizas, tuvo un alto valor estratégico. Fue conquistada a los árabes por rey Alfonso I de Portugal, que la perdió poco después.

Tras la conquista de Badajoz en 1230, pasó a depender primeramente a la Ordem Templaria y más tarde a la de Alcántara. Como todas estas tierras sufrió las consecuencias de las luchas entre Portugal y España, y más tarde las que ocasionaron las invasiones francesas.

Se encuentra esta fortaleza en lo alto de un elevado promontorio, dominando la frontera del Guadiana, sirviendo de punto de control del tránsito entre España y Portugal. Enclave de origen musulmán, fué conquistado en 1167 por Gerardo Sen Pavor, para el rey Alfonso Enriquez de Portugal. Como como ocorrió en otros muchos lugares, la inestabilidad de la frontera motivó que árabes y cristianos, dominaran la plaza de forma alternativa, hasta que tras la conquista de Badajoz en 1230 pasó a manos del reino de León. Tras diversos acontecimientos, en 1241 se incorporó a la corona lusa durante el reinado de D. Dionis quien mandó levantar una formidable fortaleza defendida por numerosas torres cuadrangulares. Su estructura y líneas defensivas se vieron profundamente alteradas con la llegada del sistema defensivo abaluartado.

Monsaraz

Castillo de Luna (Alburquerque)

n

n n n n n n n n n
castillo de momsaraz castillo de luna

n

n n monsaraz n n n n n n

Como se vio en anteriores ejemplos, las primeras incursiones de los reinos de León y Portugal al sur del Tajo, tienen lugar en torno al año 1169, cuando el rey portugués apoyado por Gerardo sen pavor, intenta tomar Badajoz (tributaria de León) sin conseguirlo. Paralelamente se efectuaron una serie de ataques a las fortalezas ribereñas del Guadiana que dependían de la ciudad. La ayuda del rey de Léon permitió que los árabes retomaran en varias ocasiones, estas localidades que se alzaban sobre el valle del río. Alfonso III y Don Dionís, reforzaron sus defensas que formaron parte de una línea fortificada que desde Marvao y Campo Mayor, llegaba hasta Murao, Moura y posteriormente Serpa. Las guerras de Restauración y Sucesión dejaron su impresión en la fortificada aldea, tanto en sus construcciones defensivas, como en la población saqueada por los aliados ingleses en el año 1381.

El Castillo de Luna, que se levanta sobre la población de Alburquerque, es uno de los mejor conservados de España. Pasó por todas las visicitudes bélicas de la historia peninsular. Cayó en manos castellanas, poco antes de la conquista de Badajoz en 1230. Los monarcas, lo cedieron la nobles y valídos, que lo hicieron lugar de residencia y control de los territorios que les fueron otorgados. Entre ellos destacan Alvaro de luna y Beltrán de la Cueva. Sobresale su magnífica Torre del Homenaje, así como su puente levadizo y el enorme arco ojival que la une al resto de la fortaleza. Dependencias, iglesia y patios de armas, se conservan en perfecto estado. Junto al castillo se alojó una primitiva población de nobles y servidores que hoy se conoce como "villa adentro", y que posteriormente fue cerrada con un notable recinto amurallado. Fue adaptado a las técnicas abaluartadas, destacando la adecuación de unas de sus torres que pasó a ser de sección pentagonal, un baluarte frente a la entrada principal y otras defensas.

Castillo de Villalba de los Barros Castillo de Portela
portela portela

portelacastillo

portela portela
castillo de villalba castillo de portela
villalba portela portela portela portela portela

Mandado levantar en 1418 por Don Gómez Suárez de Figueroa sobre una fortificación anterior, fue casa solariega de los Señores de Feria hasta mediado el siglo XV, en que decidieron ocupar el alcázar de Zafra. Es de planta cuadrangular y en sus esquinas presenta altivos cubos circulares. En el centro destaca su imponente torre de planta cuadrada y un reducido patio de armas. El recinto estaba rodeado por una barbacana, desaparecida hoy en gran parte.

Data de 1261 reinando D. Alfonso III, aunque posiblemente D. Dionís fortaleció pocos más tarde sus defensas. En 1383, muerto el rey Fernando sin dejar herederos, Portel y su castillo se sumó la los partidarios de Doña Beatriz de Portugal y Pedro I de Castilla. Finalizada la crisis sucesoria en 1384, el Condestable D. Nuno Alvarez Pereira conquista la fortaleza para Portugal, concediéndole el rey Juan I su propiedad.
 

Castillo de Nogales Castillo de Mourao
castillo de nogales castillo de murao
 

Fué mandado construir en 1458 por el Señor de Villalba, don Lorenzo Súarez de Figueroa, primero Conde de Feria. Su planta es cuadrangular, flanqueada en sus vértices por torreones o cubos circules, situando en su centro una espectacular y armónica Torre del Homenaje. Le rodeaba completamente un foso de regulares diomensiones, de lo que solamente se conserva la parte correspondiente a la entrada. Esta se efectúa por una sencilla puerta de acceso de estilo gótico. Aunque de reducidas dimensiones llaman la atención sus fuertes muros de piedra, en los que se abren saeteras y otros elementos defensivos de épocas diversas. Todo el conjunto, torres y muros, se encuentra protegido por bellas almenas.

La corona portuguesa lo conquistó a los árabes en 1273 con motivo de las incursiones sobre el territorio de Algarve. En 1343 Afonso IV ordenó levantar sobre antiguos restos musulmanes, su torre del Homenje, de unos 20 metros de altura. Esta fortificación sufrió diferentes modificaciones al largo de los tiempos, siendo significativa la llevada a cabo durante el reinado de D. Manuel I, con motivo de las guerras de la Restauración. De aquella época data la mezcolanza de estilos y las innovaciones en arquitectura militar propias de los siglos XVII y XVIII. Destaca del conjunto sus torres cuadrangulares, las puertas y los baluartes que defienden la fortaleza desde el exterior.

Castillo de Alandroal

Castillo de Burguillos del Cerro

alandroal castillo de burguillos

Su construcción se debe a una orden del rey D. Dinis de Portugal el año 1294, terminandose cuatro años pero tarde, de la mano de D. Loureço Alfonso Maestre de la orden de Avis. Existe varias inscripciones en la fortaleza que así lo avalan, figurando además el nombre de su constructor, un tal “Moro Galvo”. D. Juan II en el 1486 concede a la ciudadela que ya rodeaba el castillo, la categoría de Villa. El siglo XVIII su barbacana se quedó arruinada y en el interior se construyeron diversos edificios que rompieron su fisonomía y alteraron las funciones para las que el edificio fue construido. Los años siguientes se fueron adosando a sus muros numerosas construcciones. Es de estilo gótico, con planta ligeramente ovalada. Su Torre del Homenaje destaca de las otras tres, situadas ligeramente avanzadas sobre los muros o cortinas, que su vez se encuentran cornados por una bella barbacana, defendida por almenas de agudos vértices piramidales.

La entrada principal, conocida como Puerta Legal, esta protegida en sus flancos por sendas torres almenadas. A la torre del Homenaje se encuentra adosada la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, del siglo XIII. La Puerta del Arrabal, situada al oeste, la defiende una torre de defensa con saeteras de mármol. En la edificación se observan trazas de estilo árabe, coincidentes con la inscripción mencionada a cerca de sus constructor de origen musulmán. Los expertos señalan importantes semejanzas con las torres almohades de la ciudad española de Sevilla.

Erigido sobre un imponente cerro y dominando la población, el castillo fue levantado por los Caballeros Templarios después de la reconquista, ya mediado el siglo XIII. Posiblemente se construyera sobre otra fortaleza anterior, de origen musulman. Es de estilo gótico, aunque sufrió importantes y significativas modificaciones al largo del tiempo. De planta cuadrada, sus ángulos están flanqueados por cuatro torreones, los dos mayores de planta poligonal cuadrada y los otros dos, cilíndricos. Tiene una sólo puerta con arco de medio punto y dobelas de piedra granítca. En lo alto, un fuerte matacán de grandes dimensiones, protege el acceso.

La Torre del Homenaje en el ángulo SE, es la única dependencia habitable que se conserva y su entrada a un nivel algo más alto que el patio de armas está igualmente defendida por otro matacán adosado a un austero ventanal. La fortaleza estaba rodeada por un muro almenado del que solamente se conserva un pequeño lienzo. Parece ser que el conjunto se encontraba aislado por un foso, actualmente relleno y oculto por escombros. El edificio contaba con habitaciones subterráneas, aljibes y otros elementos complementarios. Con una bella iluminación nocturna, los bárbaros de la actualidad, se encargaron de destrozar este bello ornamento, que hacía brillar el castillo en muchos kilómetros a la redonda.

Antonio García Candelas   n  Sugerencias e impresiones

INDEX

BADAJOZ